Crítica de “Madame”: Yo creo que tú sabes… ¿Cómo era?

Cinevallagosto 21, 2018Vistas 90

Comedia de enredos en la que una mucama se hace pasar por una condesa, descansa sobre los hombros de Toni Collette y Rossy De Palma.

rJBZgN4nM_930x525__1 Crítica de "Madame": Yo creo que tú sabes... ¿Cómo era?

La empleada doméstica y la burguesa. O Rossy de Palma y Toni Collette, en la comedia en la que también actúa Harvey Keitel.

 

Típica comedia de enredos, pero que no por conocida no puede sacar sonrisas y alguna risita, Madame hace pie en las confusiones. El eje es precisamente cómo la mentira tiene repercusiones en unos y en otros personajes.

La base: una pareja de estadounidenses algo snobs y semidecadentes alquilan un caserón en París. Y Anne (Toni Collette) decide realizar una cena para reunir amigos e invitan algunos extranjeros. Son doce a la mesa, hasta que se autoinvita Steven, hijo de su marido Bob (Harvey Keitel) de un matrimonio anterior. Y ante el escozor que le provoca que sean 13 sentados a la mesa, le pide a una de sus mucamas, María (Rossy de Palma) que se haga pasar por una amiga española.

Por supuesto que las recomendaciones de Anne a María –que no hable, que no beba, que pase desapercibida- no se cumplen ni por asomo, y como Steven le dice a otro invitado, David, un dealer de obras de arte, que María es una condesa, éste empieza a acercarse y termina enamorándose.

El engaño en una pareja (los affaires de Anne y Bob) es una cosa, muy distinta al que realiza María. La confusión generalizada es que María cree que David –que está por autenticar si el Caravaggio que tienen colgado en una pared es obra del artista o es una falsificación- sabe cuál es su trabajo, y que él la ama igual.

Mejor directora de actores que dialoguista, la guionista y realizadora parisina Amanda Sthers deja que descansen en los hombros de sus intérpretes el peso de la película.

Y lo bien que hace. Es cierto que la australiana de Sexto sentido y la musa de Almodóvar están un escalón arriba que Keitel y el resto. Hay un duelo interpretativo que va más allá de la diferencia de clase social, la burguesa y la mucama.

Sin ser una comedia para destornillarse de la risa, Madame es un relato ameno, entretenido, que permite pasar una hora y media entre sonrisas.

“Madame”

Buena

Comedia dramática. Francia, 2017. 91’, ATP R y L. De: Amanda Sthers. Con: Harvey Keitel, Toni Collette, Rossy de Palma. Salas:

Fuente: https://www.clarin.com/espectaculos/cine/critica-madame-creo-sabes_0_SkEUpmN2G.html

Categories

Escribir un comentario

Nombre *
Añadir un nombre para mostrar
Correo electrónico *
Tu correo electrónico no será publicado
Sitio Web

Loading Facebook Comments ...