Luis y los alienígenas: tres marcianos muy salados

Cinevallseptiembre 2, 2018Vistas 144
A veces pienso que la prueba mas fehaciente de que existe vida inteligente en el universo es que nadie ha intentado contactar con nosotros. -Will Watterson.

La historia: Luis es un niño que está a punto de cumplir 12 años y los servicios sociales amenazan con separarle de su padre viudo que es un desastroso ufólogo en busca de vida extraterrestre. Pero la suerte para el muchacho puede cambiar tras la llegada a La Tierra de tres alienígenas dispuestos a ayudarle. A cambio de ello, será el chico el que primero les eche una mano a ellos a conseguir el propósito por el que están visitando nuestro planeta y que no será nada aterrador.

fotonoticia_20180514114806_640 Luis y los alienígenas: tres marcianos muy salados

La crítica: Desde Alemania y dirigida por los cineastas Wolfang y Christoph Lauenstein, ganadores del Oscar por el cortometraje de animación Balance, llega a las carteleras de cine una simpática producción sin mayores pretensiones que entretener a los más pequeños de la casa que aún no estén en la playa o en la montaña de vacaciones. Tratándose además de marcianos, esta reseña era ineludible en Cine y críticas marcianas en este comienzo de verano boreal.

La cinta parte de un narrativa clásica en el cine de animación en la que encontramos a un niño con ciertos problemas de integración escolar para girar a un mundo fantástico en los que unos alienígenas ejercen como sujeto narrativo para resolver las carencias tanto afectivas como vitales del joven protagonista. Para ello, los cineastas optan por un humor resolutivo, ágil y de fácil comprensión para los más pequeños. De hecho, el target de edades a los que va dirigida la producción lo podríamos situar entre los 3 y 12 años, aunque en ningún momento disgustará a padres o abuelos a pesar de ser una producción menor pero efectiva y sincera en sus objetivos.

A destacar en la historia es la divertida premisa de salida en la que los marcianos se interesan en La Tierra por un anuncio que consiguen captar de la clásica teletienda televisiva y de un producto milagroso que prometen en ella. A partir de esta situación, se producen algunas secuencias muy irónicas en relación a los famosos círculos de las cosechas, a marcianos que comen mucho para combatir la ansiedad o sobre ciertas élites estadounidenses y sus perfectas vidas en sus villas unifamiliares.

Vamos con el capítulo de hoy dedicado a las traducciones cinematográficas que en esta ocasión dejan un momento que era imposible que personalmente dejara pasar por alto como marciano militante.

Alemania y título original: Luis und die Aliens.

Título internacional oficial: Luis and the Aliens y alternativamente: Luis and His Friends from Outer Space.

Titulo España: Luis y los alienígenas.

Título Paraguay: Luis y sus amigos del espacio.

Y por fin llega México, país en el que el filme será estrenado en agosto, y sus ocurrencias infinitas e insuperables a través de sus maestros traductores. En esta ocasión, y sin que sirva como precedente, me encanta el título propuesto por razones obvias: Luis y los marcianos.

27809-681720-20180608111707 Luis y los alienígenas: tres marcianos muy salados

Aunque parece evidente que la película solo busca servir como un entretenimiento estival, intenta dejar algunos mensajes en forma de moraleja en torno a la paternidad, la amistad o sobre el bien y el mal a través de una clásica villana empeñada en llevarse al niño a un orfanato.

En los aspectos técnicos el diseño de animación está aceptablemente bien conseguido y la cinta resulta colorida sin estridencias y dejando claramente en evidencia que el cine de animación ya no está solo en manos de Disney/Pixar.

luis-y-los-alienigenas_blockhighlight620x364 Luis y los alienígenas: tres marcianos muy salados

En conclusión, Luis y los alienígenas, siendo una propuesta blandita y algo tontuela, deja momentos muy reconfortantes de buen humor y alguna referencia al clásico E.T el Extraterrestre de Steven Spielberg, que siempre trae buenos recuerdos. Lo mejor de la producción cinematográficamente hablando, pasa por un buen epílogo final sobre la paternidad; otorgando con ello valor a los títulos de créditos finales que no hay que olvidar forman parte del metraje de una película. ¡Saludos marcianos!

Nota: 6/10.

Nacionalidad: Alemania.
Dirección y guión: WolfangLauenstein,
Christoph Lauenstein.
Música: Martin Lignau, Ingmar Suberkrub.
Duración: 90 minutos.
Estreno Alemania: 24/05/2018.
Estreno España: 29/06/2018.
Estreno México: 17/08/2018.

Categories

Escribir un comentario

Nombre *
Añadir un nombre para mostrar
Correo electrónico *
Tu correo electrónico no será publicado
Sitio Web

Loading Facebook Comments ...